boton-gasperm   Lentes semirrigidas o gas-permeables (LCGP):

Están indicadas a todas aquellas personas que buscan una visión excelente, ya que proporcionan mejor agudeza visual y campo de visión ante cualquier graduación: miopía, hipermetropía y astigmatismos bajos, medios o elevados y presbicia (vista cansada).

Son utilizadas para mejorar la visión de pacientes con deformaciones corneales, como en el caso de queratocono, degeneración marginal pelúcida, trasplante de córnea o cualquier otra deformación corneal ya sea o no secundaria a un traumatismo. En estos casos, y muchas veces como complemento a otros tratamientos como los anillos intracorneales o el crosslinking, al tratarse de una superficie lisa y ópticamente perfecta, sustituye la irregularidad de la córnea dañada permitiendo obtener una mayor calidad visual similar en muchas ocasiones a la de pacientes sanos.

 

También se utilizan determinados subtipos de LCGP como tratamiento para el ojo seco severo, actuando de reservorio lagrimal y manteniendo la córnea protegida y humectada durante su porte (LRGP esclerales).

 

lrgp

 

Tradicionalmente se asocia a este tipo de lentes una mayor incomodidad. Las LCGP y cualquier lente de contacto han de resultar cómodas para el paciente una vez adaptadas. Para la adaptación de LCGP es necesaria una mayor experiencia y un equipo diagnóstico especial. Una LCGP mínimamente mal adaptada puede resultar en una gran incomodidad en su porte y puede comprometer la integridad ocular.

Las LCGP se clasifican principalmente por su tamaño que condiciona donde reside el apoyo (corneales, semiesclerales y esclerales).

lrgp

En los pacientes con córnea irregular, las lentes de contacto son, en muchos de los casos, la única opción que puede proporcionar niveles máximos de agudeza visual.

«Las nuevas lentes esclerales han supuesto un gran avance en la compensación de este tipo de patologías así como lo ha supuesto el uso de la tomografía de coherencia óptica para su adaptación. Juntos, nos permiten reducir los tiempos de adaptación, obtener niveles de agudeza visual equiparables a los de pacientes no patológicos, con una gran comodidad durante el uso de la lentilla y todo ello respetando la salud e integridad ocular».

Para su adaptación estamos equipados con la última tecnología en tomografía de coherencia óptica  (OCT) y topografía corneal. Contamos con caja de prueba de todo tipo de lentes tanto para córnea regular como para córnea irregular (queratocono, trasplantes de córnea, traumatismos, etc) de manera que conseguimos agilizar al máximo su adaptación, reduciendo sus tiempos y mejorando los resultados visuales con la mayor comodidad y cuidado de su salud ocular.

 

oct