Lentes Blandas boton-gasperm boton-hibridas

La afaquia consiste en la ausencia del cristalino.

El cristalino es una lente positiva que se encuentra detrás del iris. Debido a su cierto grado de elasticidad y a la contracción de un músculo que está dentro del ojo, su función es enfocar los rayos de luz en la retina a las deferentes distancias.

La afaquia puede estar provocada por la extracción quirúrgica del cristalino, por ejemplo, durante la cirugía de cataratas.

 

esquema-ojo-cristalino

Cristalino

esquema-ojocon-CATARATA

Cataratas

 

catarata-congenita

 

En muy raras ocasiones una persona puede nacer sin uno o ambos cristalinos, una condición conocida como afaquia congénita.

La afaquia también puede resultar de la dislocación del cristalino o de una lente intraocular implantada como resultado de una enfermedad o un traumatismo. En los pacientes con afaquia, la capacidad de enfoque del ojo está notablemente alterada y, por tanto, la agudeza visual sin corrección es muy baja.

 

afaquia

Afaquia. La imagen enfoca muy por detrás de la retina. Visión muy borrosa.

 

La afaquia puede corregirse con gafas (lentes muy gruesas por tener que ser generalmente muy positivas), lentes de contacto o cirugía. Las gafas para afaquia sólo se pueden utilizar si la condición afecta a ambos ojos y sus principales inconvenientes son la pérdida de campo visual, el cambio que se produce en los tamaños y distancias percibidos y el empeoramiento estético (los ojos se ven notablemente aumentados).

 

AFAQUIA INFANTIL

El tratamiento de los niños con afaquia implica el uso de lentes de contacto especiales. Estas lentes de contacto deben tener unos parámetros de graduación y forma adecuados a los propios de su edad y los materiales deben ser los adecuados para el bebé pueda dormir con ellas con seguridad. Durante la infancia, el tamaño del ojo y el error de refracción cambian rápidamente. La corrección óptica en niños requiere que los especialistas ajusten frecuentemente las lentes de contacto para asegurar que se mantenga siempre una visión óptima. Si no se realizan estos cambios de manera oportuna puede provocar una ambliopización (pérdida de visión por “ojo vago”).

afaquia2

Con la lente de contacto se consigue de nuevo el enfoque sobre la retina

 

lentilla-bebe

 

Los bebés con afaquia pueden necesitar (en caso de afaquia unilateral) de la instilación de gotas para los ojos o un parche en el ojo, o ambos, a fin de penalizar visualmente el ojo sano y fomentar el uso del ojo afáquico. El tratamiento de la afaquia en niños y bebés es muy importante; si la condición no se trata puede conducir a ambliopía.

De acuerdo con la Asociación Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo, tanto el tratamiento quirúrgico y/o corrección óptica, deben proporcionarse con urgencia para cataratas infantiles. Después de la intervención de la catarata, su oftalmólogo deberá elegir el tipo de corrección que se utilizará.

 

AFAQUIA EN EL ADULTO

En cuanto a las intervenciones de catarata en adultos, en estos casos se realiza el implante de una lente intraocular artificial para reemplazar la función del cristalino que se extrajo quirúrgicamente. En algunos pacientes, debido a circunstancias especiales por las que no se les haya podido realizar el implante de la lente intraocular, el uso de una lente de contacto se postula como primera opción en casos unilaterales que no puedan ser reintervenidos,  analizando siempre individualmente la situación edad y estados funcional y cognitivo de cada paciente, ya que en muchos casos nos encontramos ante pacientes de edad avanzada.