boton-blanda   Lentes de contacto blandas

Su verdadero nombre es el de lentes hidrofílicas o lentes hidrogel, que hace referencia a que están fabricadas en materiales hidratables, lo que le confiere una gran flexibilidad y comodidad y mejora la capacidad de ser atravesadas por el oxígeno.

lentillas-blandasSon las más utilizadas debido, fundamentalmente, a la comodidad que proporcionan incluso estando mal adaptadas al ojo, lo que hace que en muchas ocasiones se omita su correcta adaptación o los pacientes opten por la autoprescripción ignorando los riesgos asociados a una adaptación incorrecta. Tienen un diámetro superior al de la córnea, lo que reduce su movimiento con el parpadeo, ayudando de esta forma también al confort ya que disminuye la sensación de cuerpo extraño. Existen diferentes materiales de fabricación que van a condicionar desde la comodidad, manejo y calidad de visión, hasta el confort, horas máximas de uso, tolerancia, inflamación ocular, etc.

La correcta elección de materiales y geometrías es clave para no comprometer la salud ocular.

Algunas de las aplicaciones actuales de este tipo de lentes son:

  • Corrección de la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia (vista cansada)
  • Lentes especiales para frenar la progresión de la miopía de pacientes en edad pediátrica.
  • Para mantener una correcta visión en bebés y niños operados de catarata congénita,
  • Como vendaje o para la liberación de medicamentos (lentes terapéuticas).
  • Como prótesis para pacientes con alteraciones importantes en el iris o la córnea para poder evitar el deslumbramiento o mejorar la estética del ojo.
  • Lentes oclusoras, como alternativa a los parches.
  • Lentes con filtros especiales para protección del ojo y la mejora de la sensibilidad al contraste.

lentilla-blanda-individualizada

La mayoría de las lentes de hidrogel más populares tienen parámetros estándar que pueden no ajustarse correctamente a nuestro ojo. Una lente de contacto no ha de ser molesta pero, aunque sea cómoda, podría estar mal adaptada. Existe un porcentaje considerable de pacientes que están fuera de esos parámetros estándar. Pueden existir diferencias incluso entre un ojo y el otro y tanto lente como ojo pueden cambiar con el paso del tiempo. Por ello es indispensable personalizar la adaptación y, si es necesario, hacer la lente a medida.

Tanto la prescripción como las pautas de uso y mantenimiento han de ser realizadas y controladas por personal especializado con el fin de evitar daños a corto, medio o largo plazo que, en muchos casos, pueden ser irreversibles. El uso de las soluciones de mantenimiento correctas con este tipo de lentes puede evitar su intolerancia, molestias y problemas que afecten a la salud ocular.

Estamos especializados en la adaptación de lentes hidrofílicas a medida. En este vídeo puedes ver como se fabrica cada una de las lentes personalizadas.

(Radio Televisión Española, Markennovy)