Las lentes esclerales son lentes de contacto semirrígidas de gran diámetro que van desde 14 mm hasta más de 20 mm de diámetro.
Se denominan lentes “esclerales” porque cubren completamente la córnea y se extienden a la esclera (la parte blanca que forma la pared externa del ojo) .

(Pulsa aquí para aprender cómo ponerlas y quitarlas)

Al haberse desarrollado diferentes diseños de lentes gas permeables de gran diámetro, también lo han hecho los sistemas de clasificación las describen. Aunque muchos de estos sistemas de clasificación se basan únicamente en el tamaño de la lente, estas lentes también se pueden clasificar en función de sus características de adaptación:

  • Las lentes corneales apoyan exclusivamente con la córnea, y no se extienden más allá del limbo (la unión entre la córnea y la esclera).
  • En las lentes corneoesclerales o semiesclerales parte del apoyo recae sobre la córnea y parte sobre la esclera y se extienden más allá del limbo.
  • Las lentes mini-esclerales y esclerales, comúnmente denominadas lentes esclerales, apoyan exclusivamente en la esclera y cubren completamente la córnea y el limbo sin tocarlos.

¿Cuales son las ventajas de las lentes esclerales?

Las lentes esclerales de gran diámetro ofrecen ciertas ventajas sobre las lentes corneales. Primero, la comodidad, son lentillas notablemente más cómodas que las lentes corneales. La córnea es uno de los tejidos más sensibles del cuerpo. La conjuntiva (tejido blando y transparente que se encuentra sobre la esclera) es mucho menos sensible que la córnea. Las lentes que descansan principal o exclusivamente en la conjuntiva pueden inducir menos sensación que las lentes más pequeñas que descansan sobre la córnea y sus bordes interactúan en menor medida con el párpado. Esta es la razón por la que las lentes esclerales son extremadamente cómodas.

En pacientes con enfermedades en las que el tejido corneal está dañado, se utilizan este tipo de lentes para lograr que la córnea esté inmersa todo el día en solución salina libre de conservantes  (las lentes esclerales no tocan la córnea y forman un reservorio) contribuyendo así a la regeneración de la superficie ocular.

Estas lentes se extienden por debajo de los párpados superior e inferior, lo que hace que rara vez se disloquen y que sean lentes que se caractericen por un excelente centrado y estabilidad.

¿Quién podría beneficiarse del uso de lentes esclerales?

Los pacientes con córneas irregulares, pacientes con afecciones que afectan a la película lagrimal  o pacientes con error de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia) que no pueden usar otras formas de corrección.

Las afecciones como el queratocono y la degeneración corneal marginal pelúcida causan irregularidades en la córnea. La cirugía (queratoplastia, cirugía refractiva) también puede provocar irregularidades en la córnea. Si la córnea no es lisa, la visión no se podrá corregir fácilmente con gafas o con la mayoría de las lentes de contacto blandas. Las lentes esclerales enmascaran esta irregularidad y permiten una mejor visión al proporcionar una superficie frontal lisa.

Algunos pacientes tienen trastornos que afectan la calidad o cantidad de lágrimas que ayudan a mantener la superficie del ojo suave y saludable. El síndrome del ojo seco, la enfermedad del injerto contra el huésped, el síndrome de Sjögren, el síndrome de Stevens Johnson o la queratopatía neurotrófica son ejemplos de tales afecciones. Algunas afecciones inflamatorias, incluida la deficiencia de células madre limbales y el penfigoide cicatricial ocular, también causan daños graves en la superficie frontal del ojo. Los pacientes que no pueden cerrar completamente sus párpados también pueden experimentar problemas con la salud de la superficie del ojo. El depósito de líquido debajo de una lente escleral puede mejorar la comodidad y puede permitir que la superficie corneal se cure.

Los pacientes que necesitan corrección visual, pero no pueden usar otras lentes de contacto, pueden encontrar las lentes esclerales más cómodas que los otros diseños de lentes de contancto.